Black Widow

Un año, cuatro meses y 24 días después de haber ido al cine por última vez, antes de la pandemia interminable, volví a ir al cine en julio de este año, el segundo de la pandemia, a ver Black Widow. Fue probablemente la pausa más larga de mi vida para ir a sentarme enfrente de la pantalla grande.

Black Widow

Black Widow

Ya escribí acerca de la experiencia de regresar al cine, que fue todo menos catártica o climática. Esta entrada es nada más de la película.

La película está bien, supongo. La verdad es que una película con la Viuda Negra siendo el personaje principal debió salir hace unos diez años, más o menos; que sepamos que la protagonista acaba morida después de los eventos de Endgame quita mucho de la tensión de la historia.

De todas formas a mí me encantó la película: David Harbour es espectacular como Red Guardian, un soviético patriota pero no lavado del cerebro, que apoyaba los ideales comunistas sin necesariamente preocuparse mucho de cómo es que debía funcionar el asunto; Rachel Weisz es espectacular como Melina y una de las viudas originales, mucho más inteligente y fría que Red Guardian, pero al fin y al cabo leal a su falsa familia; Scarlett Johansson se divierte horrores siendo espectacular como la Viuda Negra, pero es un refrito de lo que ha venido haciendo desde hace una década; y por último pero ciertamente no menos importante, Florence Pugh se roba toda la película siendo espectacular como Yelena Belova, la nueva viuda que tendremos en el MCU.

Es al fin y al cabo una historia de una familia (falsa, pero familia) y cómo trabajan juntos y se reconcilian. El resto de la historia es la misma bola de mamadas que suele plagar al MCU, pero yo no me quejo y no planeo dejar de ir a verlas al cine.

Después de haberme chutado la serie de Disney+ What if…?, y de que Johansson y el ratón diabólico limaran sus asperezas después de la demanda que les metió la güera, me parece muy posible que la Viuda Negra, interpretada por Scarlett Johansson, regrese al MCU. Eso puede estar divertido.

Como sea; la película está entretenida y está disponible en streaming, así que yo sí recomiendo que la vean.

El escándalo Bombshell

A mediados de febrero del año de la pandemia, 2020, fui a ver Bombshell; no podía saber en ese momento que sería la última película que vería en el cine durante más de un año, porque unas semanas después comenzaría la cuarentena que de una u otra manera seguimos sufriendo casi dieciocho meses después.

Se aplican las de siempre, supongo.

Bombshell

Bombshell

La película (que no había ninguna razón para irla a ver al cine, pero bueno) relata la caída de Roger Ailes y Bill O’Reilly de Fox News, y el tóxico ambiente que había en ese canal de “noticias” gringo.

Está entretenida la película, pero una cosa que sí me tuvo incómodo todo el tiempo mientras la veía, es que las protagonistas en la misma, aunque sin duda víctimas de ese ambiente tóxico de Fox News, lo cierto es que también son una pobre excusa de seres humanos: nada más que trabajaran en Fox News ya es mala señal, pero hay múltiples ocasiones documentadas donde se puede ver su ideología racista, xenophóbica y ultraderechista (de nuevo: trabajaban en Fox News).

La película, supongo en un afán de dividir a los personajes en “buenos” y “malos”, hace un pésimo trabajo de mostrar esa muy real perspectiva. Por supuesto no merecían el trato que recibieron en Fox News; pero que hayan sido víctimas de acoso sexual tampoco las convierte en heroínas automáticamente, de ninguna manera.

Aún así está entretenida la película, así que yo sí la recomiendo; está en Prime Video, si les interesa. Para mí, lo significativo de esta película es que fue la última que vi en los tiempos de antaño, antes de la pandemia.

Jojo Rabbit

A finales de enero del año de la pandemia, 2020, fui a ver Jojo Rabbit. Se aplican las de siempre, supongo.

Jojo Rabbit

Jojo Rabbit

A mí me gustó mucho esta pelícua, por lo que es; una fantasía infantil bajo el espantoso contexto de la Alemania nazi.

La película fue controversial por las mismas pendejadas de siempre: es la historia de un niño en la Alemania nazi que pertenece a las juventudes hitlerianas (como casi todos los niños hacia el final de la guerra en la Alemania nazi). ¿Cómo se atreve Taika Waititi a hacer una comedia de eso?

De verdad me molesta mucho que haya cosas que múltiples críticos consideren que “no se deben hacer”; un creador tiene el derecho de crear lo que se le dé la regalada gana, y luego enfrentar las críticas correspondientes. Pero la crítica debe ser a la obra; no a su derecho de existir.

A mí (repito) me gustó mucho; no creo que sea una joya de la cinematografía, pero está entretenida y el Hitler imaginario que Jojo visualiza como un cagadísimo Waititi es espectacular. También me gustó mucho el personaje de Sam Rockwell, el oficial del ejército Klenzendorf: un guerrero que se pierde la guerra por haber sufrido una herida en el ojo, que obviamente está en una relación homosexual con su subordinado Finkel, y que su única acción heróica (y la última) es el salvar a Jojo de las fuerzas aliadas cuando toman el pueblo, al acusarlo de judío. Thomasin McKenzie está bien como la caricatura de Anne Frank; pero la verdad es un papel que sirve básicamente como herramienta para que Jojo crezca.

Ningún tema debería estar “prohibido”, ni para el animé, ni para el cine, ni para ningún otro medio: así que, aunque no sea el pináculo del arte cinematográfico, sí me da gusto que hicieran un drama-comedia con un niño en las juventudes hitlerianas al final de la Segunda Guerra Mundial; que tiene a una niña judía escondida en su casa; que ve a una caricatura de Hitler como amigo imaginario; y cuya madre es colgada por los nazis en la plaza del pueblo como traidora.

Así que yo sí la recomiendo.

1917

A mediados de enero del año de la pandemia, 2020, fui a ver 1917. Se aplican las advertencias de spoilers regulares.

1917

1917

Durante la Primera Guerra Mundial, dos soldados británicos son encomendados con la misión de detener un ataque; los alemanes se retiraron en una porción del frente poniente, pero reconocimiento aéreo muestra que es una trampa para cercar a los británicos. Sin líneas telefónicas, la única forma de informar al comandante a cargo del ataque es mandando a los dos soldados; para motivar al que está a cargo (supongo), le informan que su hermano es parte del ataque que va a ser cercado.

Esa es la historia: los dos soldados atravesando la tierra de nadie y después escabulléndose detrás de las líneas enemigas, todo el tiempo con un terror acechante al darse cuenta de que, con casi toda certeza, su misión es básicamente suicida.

La película es espectacular; utiliza el truco de Cuarón, Iñárritu y God of War, donde sólo hay un plano-secuencia (una sola toma), lo cual hace que ya no sea tan impresionante como la primera vez que uno lo ve; pero sigue siendo impresionante. La historia es brutalmente sencilla y realmente hay muy pocos personajes, entonces lo que hace la película es construir un ambiente terrorífico y agobiante, donde nuestros protagonistas están esperando todo el tiempo ser moridos bien muertos por balas alemanas.

A mí me encantó la película; nada más por la ambientación merecería la pena, pero nuestros protagonistas (especialmente el principal) son entrañables, y uno sufre con ellos cada centímetro de lodo, mierda, muerte y destrucción que tienen que recorrer casi a rastras, esperando todo el tiempo el disparo del enemigo que acabará con sus vidas.

La recomiendo ampliamente, si aún no la han visto: está en Prime Video si les interesa.

Parásitos

A inicios de enero del año de la pandemia, 2020, fui a ver Parasite. Diría que se aplican las de siempre, pero supongo que ya todo mundo la vio.

Parasite

Parasite

Parasite es una película fascinante, no en menor medida por el hecho de que es difícil de clasificar su género, a menos que nos comprometamos y digamos que es una combinación de géneros: comedia, suspenso, horror, crimen, crítica social y probablemente más, si así lo desean.

A mí me encantó; el final es un poco inverosímil (dependiendo de cómo decidan interpretarlo), pero la crítica social es inclemente y las partes cómicas son hilarantes. La violencia no me pareció tan padre; no porque me ofenda ni nada por el estilo: es sólo que es la salida fácil a cualquier tipo de resentimiento social, cuando hay avenidas mucho más productivas (si bien no tan emocionalmente satisfactorias, al menos por un momento). Además, resulta en la muerte de Ki-jung (Jessica), que era sin duda la más inteligente de la familia Kim.

También me sorpendió lo similar que puede resultar Seúl a la Ciudad de México; opulencia desmedida en varias partes de la ciudad, y una pobreza recalcitrante a sólo unos cuantos kilómetros de distancia; con los habitantes de la parte privilegiada ignorando alegremente las carencias del resto de su ciudad.

La película recibió, merecidamente me parece, aclamo crítico de todo mundo; pero más importante a mis ojos, es una película endiabladamente entretenida: incluso en las partes incómodas, uno no puede dejar de mirar la pantalla tratando de adivinar qué carajos va a pasar en esta historia donde se puede discutir no hay ningún personaje que pudiéramos considerar “bueno”; sólo distintos grados de mezquindad humana.

Así que obviamente la recomiendo; de manera probablemente gratuita, porque casi todo mundo ya la vio. Está en Netflix, de cualquier manera, si les interesa.

Entre Navajas y Secretos

A inicios de diciembre de 2019, fui a ver Knives Out. Se aplican las de siempre.

Knives Out

Knives Out

Le deseo un particularmente doloroso infierno a Rian Johnson, por lo que hizo con The Last Jedi, que me parece no sólo un crimen de lesa humanidad, sino además (dado que muchos consideramos a Star Wars lo más cercano que tenemos a una religión), un crimen de odio que debería ser castigado en esta vida con astillas debajo de las uñas o algo por el estilo.

Dicho sea eso, Knives Out es bastante divertida. Es estúpida hasta decir basta; inverosímil en casi todos los puntos de su trama (comenzando por el hecho de que Marta vomita cada vez que miente); absurda en cómo actúan casi todos los personajes en varias partes de la película; y además siendo un refrito (no un homenaje; no una parodia) de las pendejadas que se le solían ocurrir a Agatha Christie.

Nada de eso quita que sea bastante divertida.

El elenco es espectacular, comenzando con la estupidizantemente hermosa Ana de Armas y siguiendo con Daniel Craig que está orgullosísimo de su acento cajun (que estoy bastante seguro es de hecho al menos ligeramente racista, si no es que racista-adyacente); la producción es impecable (si cerramos los ojos a las inverosimilitudes de la historia); las actuaciones son lo que uno esperaría del elenco; y la música está padre.

Es un buen churrito; la verdad no merecedor de haberla visto en el cine, pero todavía era antes de la pandemia y no sabíamos que poco después pasaría más de un año para volver a poner pie en una pantalla grande, por lo que no escatimábamos en la oportunidad de desperdiciar nuestro precioso tiempo fuera de nuestras casas en películas que bien podían haber sido vistas en un sofá.

Yo sí recomiendo Knives Out; Rian Johnson sigue mereciendo un particularmente doloroso infierno por lo que hizo con The Last Jedi, pero este churrito está divertido.

Ford v Ferrari

A finales de noviembre de 2019 fui a ver Ford v Ferrari. Se aplican las de siempre.

Ford v Ferrari

Ford v Ferrari

No suelo ser terriblemente fan de las películas de cochecitos que van rápido, por múltiples razones, pero la principal es que suelen celebrar lo más tóxico posible de la masculinidad tóxica (se puede argumentar que las carreras automovilísticas son en gran medida la encarnación de la masculinidad tóxica).

Dicho sea eso, a mí me gustó mucho esta película; las actuaciones son fenomenales, por supuesto, pero además le dedican bastante tiempo a la parte técnica de hacer que los cochecitos vayan rápido, y a la preparación física y mental que tienen que llevar a cabo los pilotos para poder competir en carreras demenciales, como son las 24 horas de Le Mans.

Así que sí la recomiendo; si les gusta ver cochecitos yendo harto bien rápido, está bastante divertida.

Dr. Sleep

En noviembre de 2019 fui a ver Dr. Sleep. Se aplican las de siempre.

Dr. Sleep

Dr. Sleep

A mí me gustó mucho esta secuela de The Shining, una de mis películas de terror sicológico preferidas. El elenco es excelente, con Ewan McGregor como un dañado adulto Danny; y la bellísima Rebecca Ferguson como la demoniaca líder de True Knot. Kyliegh Curran es extraordinaria como una nueva poseedora de the shining; y la pelea psíquica que tiene con Rose the Hat es de las mejores partes de la película.

No me dio miedo, por supuesto; pero me entretuvo bastante y se me hizo interesante el visitar cómo quedaría de dañado Danny después de que su papá tratara de asesinarlos a él y a su madre; y todavía más la mitología de un culto con superpoderes que básicamente se alimenta de niños para tratar de vivir eternamente.

Así que yo sí la recomiendo; no es tan buena como la original (¿quién en general le llega a Kubrick?), pero es sin duda alguna entretenida; con muy buenas actuaciones; y una expansión del universo de The Shining que a mí no me molestaría siguieran explorando.

Está en Prime Video, si les interesa.

Estafadoras de Wall Street

A inicios de noviembre de 2019 fui a ver Hustlers; se aplican las de siempre, si acaso no la han visto.

Hustlers

Hustlers

No soy gran fan de Jennifer Lopez; sus películas no suelen gustarme, y ella en particular no me cae muy bien que digamos.

Sin embargo, esta película está muy divertida, y Jennifer Lopez se ve increíble; se supone tenía 50 años cuando la hizo, pero yo creo que esta mujer le vendió su alma al diablo, porque me podría creer que tiene cerca de 40 años por abajo.

La historia está simpática; después de sufrir las repercusiones de la crisis de 2008, un grupo de ex teiboleras comienzan a estafar a clientes, bebiendo con ellos (mientras los drogan), y haciéndolos gastar exorbitantes cantidades de dinero en un club, quedándose ellas con una parte.

Eventualmente todo se cae a pedazos, por supuesto, pero mientras las chavas parecen estarse divirtiendo enormemente… y paradójicamente también sus marcas; en algún momento, un policía hace notar que si los estaban estafando, estaba chistoso que regresaran varias veces a volver ser estafados.

Además de que está divertido estar viendo cómo despluman a este tipo de perdedores con dinero, que tienen que andar pagando para que muchachas lindas se rían de sus pendejadas; no voy a decir que es una metáfora del empoderamiento de las mujeres (especialmente por cómo termina la historia), pero está divertido.

Así que yo sí la recomiendo; está en Prime Video, si les interesa.

Zombieland: Tiro de Gracia

A finales de octubre de 2019 fui a ver Zombieland: Double Tap; se aplican las advertencias de spoilers normales.

Zombieland: Double Tap

Zombieland: Double Tap

La primera parte de esta película, que salió hace más de una década, me gustó bastante; era divertida, desfachada y bastante original para su momento.

Esta segunda parte es… no tan buena. Quiero decir, no es mala, nada más no se acerca a lo que fue la primera parte.

A mí me gustó, pero sí es un poquito más ridícula de lo que yo encuentro divertido; en particular la escena con los dobles de Tallahassee y Columbus no me pareció nada divertida, y eso que soy bastante fan de Luke Wilson.

La que sí me encantó (y lo viene haciendo desde las dos películas que he visto de ella), es Zoey Dutch como la güera tonta que le hace competencia a Wichita; básicamente se roba la película y me parece que la misma sale perdiendo cuando la muchacha desaparece durante toda la parte de enmedio.

Lo demás en la película está bien; no terriblemente malo, pero tampoco extraordinariamente bueno: es una comedia divertida, sin mucha pena ni gloria. Sí hace reír, pero no le llega a los talones a la primera parte.

Así que la recomiendo tibiamente; la verdad la original no necesitaba continuación, pero tampoco es que esta secuela la arruine, así que si un día están aburridos y tienen Prime Video, ahí la pueden ver para matar un par de horas.

Gemini Man

A mediados de octubre de 2019 fui a ver Gemini Man. Se aplican las de siempre; y me parece que aquí sí podrían aplicar, porque creo que nadie la vio.

Gemini Man

Gemini Man

Buen dios, qué película más estúpida. Will Smith se enfrenta a un clon de sí mismo, mucho más joven porque el clon crece a velocidad normal. Al final lo adopta como su hijo, o algo así.

Esa es toda la película: un truco ni siquiera terriblemente original (es básicamente la premisa de The 6th Day con Arnold Schwarzenegger, y cientos de historias más de clones). Will Smith es simpatiquísimo, por supuesto; pero no tanto para sostener a una película que se cae a cada momento por la estupidez de la premisa.

Las escenas de acción están bien, supongo; nada del otro mundo. Mary Elizabeth Winstead siempre me ha encantado y, pues sale aquí. Clive Owen mastica el escenario como chicle Futigom.

Lo innovador de la película es el rejuvenecimiento de Will Smith, que hemos visto trabajos similares o mejores en las películas de Marvel; en particular Captain Marvel, donde Samuel L. Jackson aparece joven toda la película… que supongo que prefieren protagonistas negros para usar esta tecnología, con eso de que los negros no se arrugan. También está el alto número de cuadros por segundo que utiliza la película: yo fui verla en IMAX, porque sí quería ver qué tanto notaba el chisme ese. Que la respuesta es: no mucho, por cierto.

La verdad la película me mantuvo entretenido casi todo el tiempo; pero la historia sí es intragable; el tercer acto es estupidísimo; y el final de sitcom gringa de los noventas literalmente me puso de mal humor.

Así que no la recomiendo… que probablemente sea innecesario, porque como digo, al parecer nadie la vio; y los que la vimos en general no nos gustó.

Joker

En octubre de 2019 fui a ver Joker; diría que se aplican las advertencias de spoilers habituales, pero en serio, ¿todavía no la han visto?

Joker

Joker

Joker es una extraordinaria película, que puede caber en los mitos del universo DC; pero que no tiene que caber en ellos. La conexión con Gotham, los Waynes, Batman y el universo DC en extendido es un parche sobre el guión, y esto es notable a lo largo de toda la película.

No es un mal parche; todo lo contrario, está muy bien hecho y me parece que es de las interpretaciones más interesantes que hay para un origen de Joker. Aunque por supuesto: en primer lugar, yo siempre estaré más atraído a la que aparece en The Killing Joke; y en segundo lugar, como The Killing Joke explícitamente explica, el estado mental del Joker es tan único (se puede discutir que ese es su superpoder, en el universo DC), que el payaso criminal varía sus propias memorias de cómo fue que se convirtió en lo que es: “If I have to have a past, then I prefer it to be multiple choice.”

Me gustó la película (es de verdad muy buena); pero me niego a considerarla una película basada en cómics. Eso es mentira; es una novela de suspenso sicológico con una ambientación espectacular (completamente gratuita, pero espectacular); de las mejores actuaciones en la segunda década del siglo XXI; y como cereza en el pastel una música extraordinaria. Pero no es una película basada en cómics; sólo se cuelga en algunos personajes (a veces únicamente nombres de personajes) para decir que está conectada al universo DC. No le veo motivo, la verdad: Hannibal Lecter es un villano por sí mismo sin necesidad de conectarlo a un villano de Spider-Man; Arthur Fleck podría serlo también.

Está divertido que le digan Gotham a la ciudad; pero es obvio Nueva York… y sí, ya sé que Gotham es Nueva York, lo que quiero decir es que no hay ni siquiera un intento de poner Wayne Tower en el fondo en algún momento: es literalmente Nueva York, y además en 1981, por alguna razón que sigue sin caberme en la cabeza (que por cierto, si Bruce tenía 8 años en la película, en el presente tendría 48). Los personajes relacionados con Batman llevan los nombres; pero no actúan como el canon lo establece: Thomas Wayne jamás hablaría tan despectivamente de gente necesitada; Alfred Pennyworth nunca se dejaría sorprender por nadie para que lo agarrara del cuello… y básicamente son todos los personajes que la película utiliza para anclar la historia en el universo DC.

Así que aunque la película es muy buena, y a mí me gustó mucho, me niego a considerarla una película basada en un cómic. Lo cual no la demerita en ningún sentido, repito; sólo sí me gustaría una película de Joker donde saliera Batman (canónicamente Batman antecede a Joker… y se puede discutir que es el causante de su existencia) y los personajes correspondientes actuaran como en general lo establece el canon.

Ad Astra

A inicios de septiembre de 2019 fui a ver Ad Adstra. Se aplican las de siempre, supongo.

Ad Astra

Ad Astra

El astronauta más guapo del mundo es encomendado con la misión de ir a revisar el proyecto de ciencias de su papá, que décadas atrás se fue de viaje a Neptuno por cigarros y para ver si descubría vida extraterrestre. No se ha oído de él en décadas, pero al parecer el proyecto de ciencias está fuera de control, y está causando fallas eléctricas que afectan a todo el sistema solar. El astronauta va con su papá, destruye el proyecto de ciencias, permite que el viejito se muera en el espacio, y regresa a la Tierra con una nueva motivación de reconectarse con su ex esposa y el resto de la raza humana.

Estoy siendo exagerado, por supuesto; pero básicamente en eso consiste Ad Astra, que en los anuncios la vendían como una película de acción en el espacio (y en su defensa tiene varias de escenas de acción muy buenas en el espacio), pero que realmente es una reflexión leeeeenta acerca de la vida y las relacionas emocionales entre humanos, con varias porciones que consisten en el astronauta ponderando acerca de la vida, el universo y todo lo demás. Alguien debió decirle que la respuesta es 42.

La verdad, aunque me burle, porque la película sí es increíblemente pretenciosa, sí me gustó bastante. Casi cualquier cosa donde salga Brad Pitt a mí me gusta, y la película es respetuosa de la ciencia y de la exploración espacial; está primorosamente hecha; y como digo arriba sí tiene varias escenas de acción que rompen la monotonía de los monólogos de Brad Pitt acerca de la vida, el universo y todo lo demás.

Así que sí la recomiendo; pero es mucho más lenta de lo que los avances pudieron haber insinuado, y aunque sí es interesante y está muy bien hecha, no deja de ser increíblemente pretenciosa.

IT: Capítulo Dos

A inicios de septiembre del 2019 fui a ver It Chapter 2. Se aplican las de siempre.

It Chapter 2

It Chapter 2

La primera parte de esta adaptación del tabique que es la novela de Stephen King me encantó. Era medio imposible que la secuela me gustara tanto; por lo que no es de extrañar que no me gustara tanto.

No me malentiendan; está divertida; a mí me encantan James McAvoy y Jessica Chastain; Bill Hader es espectacular como Richie (y que lo hicieran gay me pareció apropiado); y las escenas con los muchachos en su juventud realmente salvan a la película de la mediocridad… pero no es tan buena como la primera, sencillamente porque los actores adultos no tienen la química que tenían los adolescentes.

Por supuesto no da miedo la película, pero en su defensa tampoco me dio miedo la primera. Pero sí está entretenida y adapta la novela más o menos bien; que no es sencillo, porque Stephen King estaba tratando de inhalar toda la cocaína del mundo cuando la escribió.

Así que sí la recomiendo: si vieron la primera parte, probablemente al menos quieran saber cómo termina la historia. Está en HBO Max, si les interesa.

Érase una vez en Hollywood

A finales de agosto de 2019 fui a ver Once upon a time in Hollywood. Se aplicarían las de siempre, pero me parece que todo mundo y sus hermanos ya vieron esta película.

Once upon a time in Hollywood

Once upon a time in Hollywood

Yo soy fan casi incondicional de Quentin Tarantino. Ninguna de las películas que ha dirigido me han dejado de gustar, siendo Jackie Brown mi menos favorita (probablemente porque no la escribió él), pero que de todas formas me gusta. Era casi imposible que no me gustara Once upon a time in Hollywood; y dicho y hecho, a mí me encantó.

¿Es la mejor película de Tarantino? Ni de lejos; pero es hilarante casi todo el tiempo (particularmente al final); el elenco es espectacular; la ambientación del Hollywood de finales de los sesentas es perfecta; la música es (como suele ser con él) excelente; y la historia, aunque una mamada apócrifa (como Inglourious Basterds), a mí me gustó mucho.

¿Clint mató a su esposa? Sí, por supuesto, ese es el chiste, que la mató accidentalmente. No entiendo por qué personajes que asesinan múltiples personas con lujo de violencia pueden ser considerados héroes (ahem, John Wick), pero un personaje secundario mata accidentalmente a su mujer, y eso demerita la película. Como ya he dicho; no me interesan personajes perfectos, me interesan personajes falibles.

¿Es insultante a Bruce Lee? A mí no me pareció; para empezar toda la historia es apócrifa (no sé si sabían, pero la familia de Charles Manson asesinó a Sharon Tate y múltiples otras personas), pero encima a mí me parece una caracterización muy chida del artista marcial: nada más él no esperaba tener que enfrentarse a un asesino de verdad (Clint mató a su esposa, ¿recuerdan? Pongan atención.)

Si la película tiene fallas éstas radican en que tal vez dura demasiado; que es excesivamente automasturbatoria con el homenaje al Hollywood de la época hippie; y que múltiples tomas extendidas podrían ser más justas y me parece que todo el mundo estaría más contento con ello: la película dura dos horas con cuarenta y un minutos, y a Quentin se les está haciendo costumbre extender de manera gratuita e innecesaria sus películas. Reservoir Dogs dura 99 minutos, keep it tight, man!

Así que yo sí la recomiendo, como todas las películas del director. Lo cual por supuesto es innecesario, porque me parece que todo mundo y sus hermanos ya la vieron.

La noche de las nerds

En agosto de 2019 fui a ver Booksmart. Se aplican las de siempre, si no la han visto.

Booksmart

Booksmart

Las películas de preparatorianos gringos (highschool) suelen ser básicamente idénticas en su premisa: un grupo de amigos trata de perder su virginidad en la “noche de graduación”, y una bola de pendejadas imposibles ocurren porque si no no existiría la película.

Booksmart tiene varias cosas novedosas: una de ellas es que las protagonistas son dos chavas, una de ellas lesbiana. Otra cosa novedosa es que lo que causa que intenten tener una noche de sexo, drogas y rocanrol es que se enteran que todos sus compañeritos, que fueron varias órdenes de magnitud menos matados y ñoños que ellas, de todas formas también consiguieron entrar a buenas universidades o conseguir buenos trabajos. Esa idea me gusta; dos adolescentes dándose cuenta de que estuvieron sacrificando vida social y diversiones toda la prepa, para darse cuenta al final de que no era necesario hacerlo. La película además la dirige Olivia Wilde, que me cae muy bien.

Está divertida la película; y en particular tiene una escena delirante donde las dos muchachas consumen drogas y se alucinan como muñecas barbies de plástico. Pero a pesar del puñado de cosas originales y de que es genuinamente divertida, termina siendo un churro de adolescentes preparatorianos gringos básicamente igual a todos los que le han precedido, y probablemente a todos los que le sigan. A los diez minutos de haberla visto, ya se me había olvidado.

De todas formas sí la recomiendo: sale Kaitlyn Dever, que es extraordinaria y me imagino hará muy buenas películas en el futuro; sale Diana Silvers, que es ridículamente atractiva; y sale Billie Lourd, que a sus 26 años realmente no debería hacerla de adolescente, pero su papel es tan espectacular que se le perdona. Probablemente, como a mí, se les olvide diez minutos después de que la vean, pero mientras tanto se van a divertir.

The Lion King

También en julio de 2019 fui a ver The Lion King. Se aplican las de siempre, supongo.

The Lion King

The Lion King

Contrario a Aladdin, The Lion King (la original) sí es una película que siempre me ha gustado mucho; es medio imposible no sentirse abrumado por esa espectacular apertura.

Así que probablemente por eso me decepcionó bastante esta versión “en vivo”… para empezar porque termina siendo también animada, nada más con animales sin expresiones faciales. Pero además, en los puntos más altos esta película apenas alcanza un poquito a la original; y esto es en una minoría de escenas, en el resto es indiscutiblemente peor.

(Ni siquiera voy a opinar de la nueva canción de Beyoncé; casi ni siquiera merece una mención.)

Sencillamente no le veo sentido a que hicieran esta nueva versión, y casi me gustaría recuperar esas dos horas de mi vida que perdí en el cine.

Así que no la recomiendo, realmente; y ni siquiera soy muy original al respecto, creo que a casi nadie le gustó más que la original.

Margarita

En julio de 2019 fui a la Cineteca Nacional a ver Margarita.

Diría que se aplican las de siempre; pero como el documental realmente no cuenta una historia, no creo que importe.

Joker

Margarita

Yo jamás hubiera visto esta película por mi cuenta; y ciertamente hubiera preferido no verla (eso 73 minutos de mi vida están perdidos para siempre), pero bueno.

Antes que nada, Margarita es un documental bien hecho: los aspectos técnicos son más que pasables (más aún considerando la edad y experiencia del director cuando la hizo), y desde un punto de vista de cinematografía es bastante buena.

Dicho sea eso, este documental no me gustó porque, en primer lugar, es de estos documentales artísticos donde en lugar de, ya saben, documentar al objeto de estudio, lo que hacen es mostrar una serie de tomas (visualmente muy padres, la mayoría) desconectadas donde la epónima Margarita, a veces, explaya las cosas que circulan en su obviamente dañada cabeza, o bien tiene conversaciones delirantes con el director. Quién es Margarita; de dónde viene; qué ocurrió para que pasara de modesta actriz a situación de calle en la Ciudad de México; nada de esto al parecer le importa al realizador, porque ciertamente no lo muestra en la película (no me queda claro que él mismo lo sepa). Menos aún hay en general un análisis (o un intento del mismo) de las políticas sociales y de salud (particularmente mental) pública en el país que permiten que este tipo de casos ocurran. Pedir el comentario de algún experto (no digamos varios) que pudiera opinar al respecto y dar propuestas para subsanar dichas políticas es un sueño guajiro, supongo.

En segundo lugar hay una muestra increíble de prepotente privilegio en el subtexto del documental: “vamos a mostrar un ejemplo de cómo vive una adulta mayor en situación de calle… vamos a abrirle los ojos a la gente para que se enteren de esto”. Yo crecí rodeado de gente en situación de calle; todos los chilangos que hemos usado el metro sabemos de casos similares. Sólo desde una perspectiva de inmenso privilegio de alguien que ha decidido toda su vida ignorar el hecho de la pinche desigualdad que existe en el país y en la Ciudad, el tema le podría resultar novedoso: “Look! How quaint, a homeless lady in Mek-zi-kou City! Fascinating!” Más aún porque, de nuevo, no hay un análisis del porqué, u opiniones de cómo mejorar la situación.

En tercer y último lugar (y éste es el que me encabrona); esa pobre mujer, a falta de un mejor término, está mal de la cabeza. No es posible, en éste o ningún mundo similar, que pudiera dar consentimiento a que le estuvieran forzando una cámara de video en la cara durante múltiples meses. El documental es más de una hora de abuso en contra de alguien que obviamente no está en pleno uso de sus facultades mentales. Y la película justo termina cuando Maragarita le dice al director que ya no quiere que la esté grabando: güey, ¿de verdad te tuviste que esperar quién sabe cuánto tiempo a que una mujer en un precario estado mental te tuviera que suplicar que ya no la grabaras para dejar de hacerlo? ¿Y aún así liberas la película? ¿Dónde chingados está la pinche empatía que se supone un documental de este estilo debería generar?

Así que no, no recomiendo Margarita; aunque esté técnicamente bien hecha no presenta nada digno de presentar (especialmente si, como habitantes de está Ciudad, abren los ojos a lo que ocurre en nuestras banquetas); y me parece que, en el mejor de los casos, raya en básicamente abuso contra alguien en una situación de desamparo desgarradora.

Spider-Man: Far From Home

A inicios de julio de 2019, fui a ver la que, sin saberlo en ese momento, sería la última película del Universo Cinematográfico de Marvel que se estrenaría en más de dos años, Spider-Man: Far From Home. Se aplican las advertencias de spoilers de siempre.

Spider-Man: Far From Home

Spider-Man: Far From Home

La primera película del MCU después del mastodonte que fue Endgame, esta película tiene la ventaja de que no se toma muy en serio, y explota todas las posibles referencias que puede del MCU con la irreverencia de una compañía que sabe que está jugando con los juguetes de alguien más. A un costo elevadísimo, pero no son sus juguetes al fin y al cabo.

Está muy divertida la película, y me encantó lo que hicieron con Mysterio, un supervillano que no siempre ha sido fácil usarlo en cómics, dejen ustedes películas. El problema es que este Spidey no tiene nada que ver, a estas alturas, con el Spider-Man que yo leí de chavo. La encarnación es más similar a la del universo Ultimates; pero de hecho es la encarnación propia del MCU. MJ es otro personaje; Peter literalmente hereda varias herramientas tecnológicas de Tony Stark; la tía May sabe que él es Spider-Man, etc., etc. Nada de esto es parte del personaje original de los cómics; esto no hace menos disfrutable la película (y de hecho al contrario, permite hacer cosas muy novedosas con el personaje), pero sí hay cierto dolor nostálgico de mi parte: el Hombre Araña fue por muchos años mi superhéroe favorito, y por divertidas que hayan sido sus últimas dos películas (y su participación en otras del MCU), pues ni es lo mismo, ni es igual.

De cualquier forma, en el contexto del MCU, la película es sin duda muy entretenida y ciertamente aprovecha todo el legado de las más de 20 películas de Marvel para insertar incontables easter eggs, que son inútiles pero está divertido encontrarlos. No creo que sea necesario comentar mucho acerca de la película misma; no sólo porque se estrenó hace un par de años, sino porque es otro churrito de la maquila en serie en que se convirtió el MCU. Es ligero, divertido, lleno de acción con harto CGI, y pues con conexiones al resto del universo donde radica; salen skrulls; sale Nick Fury; mencionan a Captain Marvel; etc. Yo sí la recomiendo, pero pues probablemente ya todo mundo la vio.

Está en Amazon Prime, por si no lo han hecho.

Solteras

Hace poco menos de dos años fui a ver Solteras, que realmente no fue mi idea. Se aplican las de siempre.

Solteras

Solteras

Yo no tenía ganas de ver esta película por dos razones: porque generalmente no veo el cine nacional en el cine (dado que generalmente apesta); y porque la premisa de la película (una muchacha recién dejada se ve tan desesperada por conseguir quien sea para poder casarse que recurre a un “curso” para conseguir prometido) me parecía estúpida, por no decir insultante a básicamente todas las mujeres en mi vida.

A estas alguras del partido, he expulsado de mi vida a cualquier persona (hombres, mujeres o lo que sea) que pudieran al menos juguetear con la idea idiota de que una mujer de alguna manera tiene fecha de expiración, donde si no se ha matrimoniado para cierta edad eso causa que sea un fracaso, o algo por el estilo. Sí he conocido gente así (lamentablemente); pero como digo ya no forman parte de mi vida. Y desde hace mucho tiempo, por cierto.

Dado todo lo anterior, pensé que la película no sólo no me iba a gustar, sino que de hecho la iba a encontrar ofensiva. Como a los cinco minutos ya me estaba meando de la risa.

No sólo Cassandra Ciangherotti es espectacular como la mensa protagonista; en general el elenco es bastante bueno, el guión es sinceramente muy divertido (si bien no particularmente original); y lo más importante, al final Ana termina igual de soltera que cuando empieza la película, pero entendiendo que a) primero que nada debe estar bien ella si quiere estar con alguien, y b) si no está con nadie eso también está bien.

Que es por supuesto la filosofía correcta en este tipo de cosas.

Pero de verdad, incluso si la historia hubiera acabado con Ana felizmente “realizada” por haberse casado, no importaría mucho: la Ciangherotti es tan encantadora en su papel que aún así me hubiera gustado la película. Digo, tampoco esperen una joya de la cinematografía mexicana; es un churrito romántico, que pasa por todos los lugares comunes de las comedias ídem. Pero está muy bien hecha, es muy honesta, no es nada pretenciosa, y es muy cagado ver a la Ciangherotti cometiendo pendejada tras pendejada tratando de atrapar marido.

Así que yo sí la recomiendo; está en Netflix, por si les interesa.